La experiencia de trabajar en oficinas corporativas

Ago 18 - 12:57


Ya ha transcurrido más de un año desde que una gran cantidad de empresas en Asunción se mudaron, casi al mismo tiempo, a oficinas corporativas.

Al tomar contacto con los trabajadores y con los dueños de las mismas, hemos obtenido información muy interesante sobre el impacto de este cambio para las organizaciones.

Las principales devoluciones obtenidas están claramente relacionadas con el impacto en los recursos humanos, otras con los aspectos estructurales que deben tenerse en cuenta y, finalmente, con el impacto económico en la empresa.

Con respecto al impacto en los recursos humanos está claro que se cumple el dicho de que “la gente feliz trabaja mejor”, pero encontramos algunas conclusiones muy interesantes_

  • Disminución de la rotación del personal y mayor número de gente interesada en trabajar en las empresas. Un directivo del sector financiero mencionaba que antes debían hacer esfuerzos para llegar a los mejores alumnos de las universidades, ya que les resultaba difícil dar con los mejores recursos del mercado e interesarlos. Al mudarse a las nuevas oficinas corporativas comenzaron a recibir cerca de 50 currículums vitae diariamente. Para las personas, es un aspiracional muy grande el poder pertenecer a organizaciones que transmiten profesionalismo.
  • Contacto frecuente con otras empresas. Muchos directivos también manifestaron que estaban preocupados por el mayor contacto diario que tendrían sus empleados clave con otras organizaciones y que eso los llevara a pensar en cambiar de trabajo. Con respecto a este punto, creemos que es algo cada vez más difícil de evitar en este mundo tan comunicado “24/7” y, por tanto, las empresas no deben preocuparse, sino ocuparse. Así, dejamos dicho que queda expuesto un aspecto en el que las organizaciones deben trabajar a diario.
  • Aumento de la productividad. Uno de los dueños de una empresa del rubro inmobiliario comentó que notó un cambio positivo en sus colaboradores al cambiar de una oficina en una residencia a una corporativa, ya que los mismos se mostraron más a gusto y dispuestos a compartir más tiempo de calidad. Incluso manifestó: “Hoy en día llegan más temprano y después de la hora de salida continúan trabajando y disfrutando de estar en la oficina”.

Con respecto a los aspectos estructurales o arquitectónicos, los comentarios más relevantes fueron_

  • El contacto directo y permanente entre los empleados y sus supervisores hace que la productividad de la organización aumente radicalmente. También se acortan y se desburocratizan muchos procesos y se mejora la comunicación entre los distintos sectores. Uno de los entrevistados mencionó: “Este nuevo esquema de estar en una planta libre dejó expuesto rápidamente cuáles eran los cuellos de botella de nuestra organización”.
  • Se encontró que existe una mayor conexión entre los colaboradores a la hora de trabajar, que gracias a la proximidad se mejoraron los canales de comunicación.
  • Está absolutamente demostrado que la luz natural y las buenas vistas ayudan a mejorar la productividad y reducir el stress. Pero las oficinas que poseen tecnologías como DVH (doble vidriado hermético) logran que realmente se consiga un aislante acústico del exterior y que no sea necesario hacer grandes inversiones en aire acondicionado por el exceso de exposición al sol. Este es un aspecto muy relevante a la hora de elegir una oficina corporativa, el nivel de terminaciones en determinados aspectos es vital.
  • Otro aspecto que sorprende es que las personas valoran muchísimo los amenities que el edificio de oficinas ofrece. Salones auditorios, gimnasio y comedores disponibles, son diferenciales que cambian radicalmente la calidad de vida de los colaboradores que trabajan en ellos.

Finalmente, sin que nos llamara demasiado la atención por ser el principal objetivo de las empresas, en lo que a impacto económico respecta, nos mencionaron_

  • La inversión de alquilar una oficina con mejor imagen y ubicación privilegiada se comienza a amortizar desde el primer momento, por la cercanía con los clientes y el contacto con muchas nuevas empresas, lo que necesariamente incrementa el volumen de negocios. El dueño de un medio de prensa, que fue uno de los primeros en mudarse al nuevo eje corporativo de Asunción, nos comentó que a pesar de que el alquiler había aumentado, su facturación desde ese momento aumentó 4 o 5 veces ese importe mensualmente.